lunes, 21 de mayo de 2012

Japón, análisis de su mix energético y la expansión del Feed in Tariff


Japón no se ha caracterizado tradicionalmente por ser un gran impulsor de las energías renovables, salvo por el desarrollo de la fotovoltaica en el que siempre ha ocupado los primeros puestos a nivel mundial, tanto en capacidad instalada (tercer puesto en 2011 con un total de casi 5GW acumulados), como en empresas punteras en el desarrollo y fabricación de células solares. No hay más que ver la política energética del país que para 2030 contemplaba alcanzar un 50% del suministro total de electricidad a través de las nucleares y únicamente un 20% a través de las renovables. Como ejemplo decir que en España en los dos últimos años las renovables ya han supuesto algo más del 30% de la producción total de electricidad.

Sin embargo esto está a punto de cambiar. Tras el gran terremoto del 11 de marzo del año pasado, y la posterior crisis nuclear de Fukushima, se han ido parando progresivamente todos los reactores nucleares que había en funcionamiento en el país para realizar pruebas de seguridad, hasta la semana pasada en que se desconectó el último de los 54 existentes, el número 3 de la planta de Tomari situado en Hokkaido, dejando al país sin energía nuclear por primera vez en 42 años.

Un mix energético poco diversificado y una enorme escasez de recursos energéticos propios, ha obligado a suplir toda esta energía a base de importaciones de combustibles fósiles. A largo plazo, y mientras se discute acerca de la necesidad de reiniciar los reactores que hayan demostrado su seguridad, es necesario revisar esta planificación energética. Y para ello ya se ha dado el primer paso. Se acaban de aprobar las tarifas que regirán en el sistema de Feed in Tariff que se va a implementar en el país y que entrará en vigor a partir del próximo mes de julio.

Hasta ahora sólo existía un sistema de FIT para la energía fotovoltaica en el que únicamente se compraba la electricidad sobrante. Sin embargo con el nuevo sistema se amplía a la eólica, la biomasa, la geotérmica y la hidráulica de menos de 30MW y además ahora las grandes compañías eléctricas deberán comprar toda la electricidad producida por las renovables. Entre los puntos fundamentales a destacar en este nuevo esquema están que la tarifa se revisará anualmente, no se verá afectada por el IPC, las condiciones del régimen se revisarán mínimo cada tres años y ya se incluirá en ella el 5% de IVA.




Para que el sistema de FIT funcione como impulsor de las renovables es vital que las tarifas fijadas sean atractivas, pero a su vez que se ajusten a unos costes reales para no generar especulación. Con estas premisas la tarifa final fijada para la fotovoltaica ha sido de 42¥/Kwh por un periodo de 20 años, y de 23¥/Kwh para la eólica, también por un periodo de 20 años.
Es de esperar que estos precios de compra despierten el interés de los inversores y favorezcan la introducción de las renovables en Japón en los próximos años.
Sin embargo, para maximizar esta introducción, en los próximos años habrá que seguir trabajando en otros aspectos como la liberalización del sistema de distribución eléctrico o la mejora de la red eléctrica. Pero esto ya es otra historia...


"Inés Perez Arroyo es licenciada en Física por la Universidad de Valladolid, y especializada en comercio exterior. En la actualidad trabaja en la Oficina Comercial de España en Tokio, Japón, dando apoyo a las empresas españolas pertenecientes al sector energético que desean internacionalizarse en ese mercado."

1 comentarios:

Muy interesante este nuevo giro de Japon. La pregunta es si bajo el sistema FIT Japon no perdera competitividad por los altos costos de esta "nueva energia". Recordemos que la energia nuclear (la cual algunos aun discuten si es en realidad "no renovable") tiene como caracteristica ser de bajo costo.

Veamos ademas si el basar un porcentaje mayor al 7% de sus sistema interconectado en renovables como la eolica le restara predictibilidad al sistema, esperemos que las luces sigas prendidas en el pais del Sol Naciente.

Publicar un comentario en la entrada