viernes, 4 de mayo de 2012

Marruecos, un país con miles de oportunidades para el sector agrícola

Hoy, en WorldWtrade, hablaremos de uno de los principales sectores de Marruecos, la agricultura.

Se trata del motor principal de la economía marroquí ya que emplea el 43% de la población marroquí. Está cifra se dispara al 78% de la población rural. Sin embargo, a pesar de ser el sector que más trabajo da, la agricultura solo representa entre el 14 y 20% del PIB del país. De la misma forma, aunque la mayor parte de la gente que vive de la agricultura cultiva cereales, dichos cultivos representan menos de la cuarta parte del volumen de negocio del sector. Eso se debe a que la agricultura es un sector que utiliza técnicas anticuadas y depende directamente de los factores climáticos, debido a la ausencia de infraestructuras.

El gran problema de la agricultura en Marruecos es que depende en gran parte de la pluviometría. El mejor ejemplo es que se prevé que la campaña 2011/2012, que se caracteriza por las escasas lluvias, representa el 20% de la cosecha record que conoció Marruecos en 2008.

Para ayudar y acelerar el desarrollo del sector, el Gobierno marroquí ha puesto en marcha el Plan Maroc Vert.

El Plan Maroc Vert es un programa financiado por el Fondo Hassan II para el desarrollo económico y social. Se trata de un programa ambicioso que tiene el objetivo de apoyar el crecimiento del sector agrícola así como ofrecer más oportunidades de desarrollo para el mismo. Este programa ha sido elaborado para, por una parte, renovar el parque de maquinaria agrícola marroquí. Y, por otra parte, mejorar la eficacia y la eficiencia del material agrícola. Si bien los resultados de dicho programa son buenos para sectores como el del azúcar, de la leche y los sectores dirigidos a la exportación, el sector del cultivo de cereales está muy atrasado, con pocos proyectos que se han llevado al cabo. Entre otras cosas, por el hecho de que los programas de subvenciones son muy interesantes para los agricultores que se reúnen en grupos de compra, “agrégations”, ya que dichas “agrégations” disponen de subvenciones superiores a las subvenciones individuales. Estas subvenciones que se caracterizan por una ayuda del Estado del 30 al 70% del valor de la máquina, incluyen la compra de cualquier tipo de material agrícola.

En Marruecos, los canales informales están muy desarrollados. La figura del agente comercial es muy poco frecuente y en el sector de la agricultura todavía menos. Por lo tanto, entrar en el mercado puede resultar complicado. Una cosa importante de saber es que el 40% de las compras de maquinaria en Marruecos tienen lugar durante le feria internacional de la agricultura, el SIAM. El SIAM, Salon International de l’Agriculture au Maroc, es la feria más importante de Marruecos. La edición 2012 tuvo lugar del 25 al 29 de abril en Meknes.


En cuanto a las oportunidades de negocio, España goza de un papel privilegiado. Por lo general, las empresas españolas se pueden beneficiar de la buena imagen que tienen nuestros productos y nuestras empresas en el mercado marroquí. En general, el consumidor local asigna a los productos y empresas españolas una imagen de calidad, tanto en el producto en sí como en todos los servicios de atención y posventa.

Especialmente en agricultura, España goza en Marruecos de una imagen muy positiva y el sector agrícola marroquí observa muy de cerca las evoluciones de la agricultura y técnicas españolas. Ven a España como un modelo a seguir. En temas como la irrigación, las empresas españolas llevan años instalando equipos y generando una imagen de confianza para los agricultores marroquíes que, indudablemente, se debe trasladar al conjunto del material agrícola comercializado por las empresas españolas en Marruecos. La creciente presencia de los productos y empresas españolas refuerza la valoración muy favorable que los empresarios agrícolas marroquíes tienen de nuestros bienes y servicios, tanto desde el punto tecnológico (adaptación a necesidades concretas) como de diseño, precio y servicio postventa.

Los agricultores marroquíes se identifican con los agricultores españoles, y en particular con los agricultores del sur de España. La razón principal es que las condiciones tanto geográficas como climatológicas son muy parecidas. Por lo tanto, cuando una delegación de agricultores marroquíes visita fincas españolas, las diferencias en cuanto a eficacia y eficiencia de los recursos les impacta y saben que son técnicas que son adaptables a las tierras marroquíes.

España, en cuanto a agricultura, es el ejemplo a seguir para los marroquíes ya que saben que todo lo que se hace en la península si se implanta en Marruecos tendrá similar efectividad.

El principal obstáculo a la inversión es la imposibilidad de comprar tierras. En Marruecos solo se pueden alquilar. Se pueden alquilar a particulares, sabiendo que existe un riesgo debido al marco legal que no está del todo seguro. La otra alternativa es la concesión de unas tierras en alquiler que saca el Estado marroquí a concurso. Dichas tierras se alquilan por plazos de 17 años para las explotaciones agrícolas de cosecha anual y 40 años para los proyectos de arboricultura. Los contratos de alquiler son renovables, y es una inversión segura para la empresa siempre y cuando cumpla con sus compromisos acordados en el contrato.

En conclusión, Marruecos es un mercado con muchas oportunidades, que ha sabido aguantar la crisis, ofreciendo oportunidades reales para las empresas internacionales. En el sector de la agricultura, y especialmente para las empresas españolas, las posibilidades de exportar hacen de Marruecos un mercado a destacar.

1 comentarios:

Muy interesante. La verdad que no lo habia visto yo de esa manera, Creo que puede ser una oportunidad para áreas de maquinaria y vender conocimiento pero por otro lado muy perjudicial para nuestra producción agraria (suponiendo una amenaza bastante importante). Ahora creo que han terminado por liberalizar la entrada de productos agro alimentarios marroquíes que no cumplen con exigencias de calidad al mismo nivel y entran con precios muchos menores... Si definitivamente esto es así, mucha empleo se va a perder en regiones muy necesitadas.. (murcia, Almeria... etc)

Es mi opinión. Un saludo!

Publicar un comentario en la entrada